Bionatura
Bionatura
Latin American Journal of Biotechnology and Life Sciences
Latin American Journal of Biotechnology and Life Sciences
Go to content
2021.06.03.30
Files > Volume 6 > Vol 6 No 3 2021
REVISION/REVIEW
Tecnología IgY: Estrategia en el tratamiento de enfermedades infecciosas humanas
IgY Technology: Strategy in the treatment of human infectious diseases

Nathaly, Cruz, Tipantiza 1 and Marbel, Torres, Arias 1,2
 
Available from:http://dx.doi.org/10.21931/RB/2021.06.03.30
 
 
 
RESUMEN

 
La aparición de microorganismos resistentes a antibióticos, el descubrimiento de nuevos agentes patógenos con potencial pandémico y el aumento de una población inmunocomprometida han dejado casi obsoleta la terapia antimicrobiana, terapia comúnmente usada para tratar enfermedades infecciosas. Por otro lado, las investigaciones acerca del uso del anticuerpo IgY para desarrollar inmunidad pasiva han demostrado el potencial que tiene la tecnología IgY para tratar enfermedades infecciosas víricas y bacterianas. Donde los anticuerpos IgY de aves se destacan por su alta especificidad, rendimiento y escalabilidad de producción a menor costo, con relación a los anticuerpos IgG de mamíferos. El objetivo de esta revisión es determinar la importancia del uso de los anticuerpos IgY como tratamiento terapéutico y profiláctico frente a los patógenos causantes de infecciones virales y bacterianas en humanos, mediante la recopilación de ensayos clínicos, productos comerciales y patentes registradas en el período de 2010-2021. Finalmente, con este estudio se estableció que la tecnología IgY es una herramienta biotecnológica versátil y eficaz para tratar y prevenir enfermedades infecciosas, al reducir los síntomas y la carga del patógeno.
 
Palabras clave: anticuerpo IgY, bacteria, terapia pasiva, virus.

 
 
ABSTRACT

 
The emergence of antibiotic-resistant microorganisms, the discovery of new pathogens with pandemic potential, and the rise of an immunocompromised population have rendered antimicrobial therapy, a commonly used therapy to treat infectious diseases, almost obsolete. On the other hand, research into the use of IgY antibodies to develop passive immunity has demonstrated the potential of IgY technology to treat viral and bacterial infectious diseases. Avian IgY antibodies stand out for their high specificity, performance, and scalability at a lower cost relative to mammalian IgG antibodies. This review aims to compile information on the use of IgY antibodies as therapeutic and prophylactic treatment against pathogens causing viral and bacterial infections in humans by collecting clinical trials, commercial products, and patents registered in 2010-2021. Finally, this study established that IgY technology is a versatile and effective biotechnological tool to treat and prevent infectious diseases by reducing symptoms and pathogen burden.
 
Keywords:  IgY antibody, bacteria, passive therapy, virus.

 
 
INTRODUCCIÓN

 
Cuando un hospedero se encuentra en desequilibrio disminuye la capacidad de protección del sistema inmunológico permitiendo la entrada de microorganismos. Estos patógenos desencadenan  una infección, que se define como “la presencia y multiplicación de un microorganismo en los tejidos, fluidos o cavidades de un huésped” 1. La colonización de los patógenos en conjunto con otros factores ambientales permiten la invasión del huésped generando daños a nivel local o sistémico, causando un infeccion 2.
 
Durante el siglo XIX era común el uso de sueros de origen animal (sueros heterólogos) para tratar enfermedades infecciosas, sin embargo la idea fue abandonada por la toxicidad asociada a su administración y la introducción de la quimioterapia antimicrobiana en 1909 3. A pesar de todo, las infecciones virales y bacterianas siguen siendo las principales causas de mortalidad y morbilidad en el mundo, representando aún un desafío en la salud humana 4. La pérdida de eficacia de la quimioterapia antimicrobiana se atribuye al aumento de individuos inmunodeprimidos, la reaparición de enfermedades que se consideraban ya erradicadas (sarampión, viruela), nuevos agentes infecciosos (SARS COV-2) y el desarrollo de resistencia a los antimicrobianos (RAM) 5,6. Por esta razón, se busca un tratamiento capaz de reconocer epítopos específicos, y así evitar la entrada, propagación, y neutralización de factores de virulencia sin dañar las células huésped. Permitiendo que el sistema inmunológico elimine los patógenos y evite desarrollar una infección crónica.
 
Por otro lado surge el interés por el uso de sueros de origen animal, generado por el sistema inmune de aves, dada su capacidad para generar anticuerpos que brindan inmunidad pasiva a su descendencia 7,8. Existen tres isotipos de inmunoglobulinas aviares: IgA e IgM presentes en la clara, e IgY presente en la yema; siendo este, el de principal interés terapeútico por su alta especificidad contra antígenos de mamíferos altamente conservados  9. Fue así que desde 1995 se asigna el término “tecnología IgY” al proceso de producción y aplicación de anticuerpos IgY aviares 10, reportandose aplicaciones  en el área veterinaria, inmuno-diagnóstica y de investigación 11.
 
En el año 2010 empieza el apogeo de esta tecnología en la medicina humana como alternativa al uso de antibióticos y por su bajo costo de producción 12. Se ha documentado la eficacia del uso de IgY para tratar y prevenir infecciones bacterianas y víricas causantes de patologías como caries dental, periodontitis, gastritis, diarrea, entre otras 13. De forma general se ha visto que IgY facilita la eliminación del patógeno a través del intestino, evitando la replicación y propagación del mismo 9. Se ha evaluado la administración sistémica del anticuerpo IgY aviar en comparación con IgG de mamiferos, evidenciándose una acción más rápida y local 14. Asimismo, la inmunoterapia oral con IgY demostró su versatilidad y seguridad de uso al poder ser aplicada como fármaco y nutracéutico en un rango amplio de pacientes, desde recién nacidos, adultos, embarazadas hasta pacientes con inmunodeficientes e infecciones activas 15.
 
Tras una breve descripción de la tecnología IgY, sus ventajas y aplicaciones, esta revisión resume el uso potencial de IgY aviar como inmunoterapia contra infecciones bacterianas y virales en humanos. Para ello se recopiló mediante páginas web oficiales y  bases de datos científicas los principales ensayos clínicos, patentes y productos comerciales disponibles en el período de 2010-2021.

 
Tecnología IgY
 
En 1893 el científico Felix Klemperer reporta el primer uso de IgY aviar (IgY antitoxina tetánica) para generar inmunidad pasiva en ratones, permitiendo que estos sobrevivan a dosis consideradas letales de esta toxina 16. Sin embargo, fue hasta el año 1959 donde el bienestar animal se convierte en una preocupación ética para la comunidad científica, lo que atrae nuevamente el interés por el experimento de Klemperer 17. Fue entonces, que desde la década de 1980 se empieza a desarrollar una amplia gama de aplicaciones para IgY,  principalmente en investigación, diagnóstico e inmunoterapia en medicina veterinaria 12,18.
 
En 1995, el Doctor Claus Staak, asigna el término “tecnología IgY” al proceso de producción y aplicación de anticuerpos IgY aviares 10. De forma paralela en 1996, el Centro Europeo para la Validación de Métodos Alternativos (CEVMA) recomienda el uso de IgY como alternativa al uso de IgG de mamífero, convirtiendo la tecnología IgY en una práctica internacionalmente aceptada 19. Por último, a partir del año 2010 y hasta la actualidad se ha evidenciado un incremento del uso de IgY en la medicina humana como herramienta de diagnóstico e inmunoterapia 11,15.

 
Inmunoglobulina IgY vs Inmunoglobulina IgG
 
IgY es un isotipo de inmunoglobulina secretada por aves, anfibios, reptiles y peces pulmonados 20, es considerado el precursor evolutivo de IgG e IgE de mamíferos por su similitud funcional con ambos anticuerpos y a nivel estructural con IgE 21. A nivel inmunológico IgY es el equivalente de IgG de mamíferos, sin embargo, difieren en aspectos funcionales y estructurales. Por ejemplo, IgY posee una masa molecular (~180 kDa) en comparación a IgG (~160 kDa) 22 ya que posee cuatro dominios constantes en la cadena pesada (CH1-CH4) mientras que IgG solo posee tres (CH1-CH3). Asimismo, IgY carece de la región bisagra entre el dominio CH1 y CH2 al igual que IgE de mamífero 10. Esta ausencia otorga a IgY una flexibilidad restringida en comparación a IgG afectando su capacidad de precipitar antígenos multivalentes 23,24. No obstante, su limitada flexibilidad le ha permitido reconocer mejor los antígenos, es decir tener una alta especificidad, y además le ha otorgado una mayor resistencia a la degradación y fragmentación proteolítica, manteniéndose estable a temperaturas de entre 30-70°C y un pH de 3,5-11 25.
 
Estas diferencias estructurales y funcionales entre los anticuerpos IgY aviar y su homólogo IgG de mamífero le han concedido ciertas ventajas, como (1) generar una mayor respuesta inmune contra epítopos de proteínas conservadas y proteínas que evaden el sistema inmune de mamíferos 26, (2) disminuir la reactividad cruzada 27, (3) no activa el sistema complemento humano, y por último, (4) IgY reduce los falsos positivos en pruebas clínicas al carecer de los sitios de unión en la región
 
región Fc, por ejemplo, no reacciona con el factor reumatoide (RF)28, tampoco con los receptores Fc bacterianos (proteína A y G)29 ni con los aglutinógenos eritrocitarios A y B 30.

 
Modo de acción de IgY
 
En la actualidad, aún se desconocen los mecanismos específicos que emplea la inmunoglobulina IgY para proteger al huésped contra los patógenos 31, pero se sabe de forma general que combina las funciones de IgG: opsonizar y fijar antígenos e IgE: mediar reacciones anafilácticas, específicamente las de hipersensibilidad de tipo I o inmediato 32; por lo que se han propuesto mecanismos de acción generales para explicar las funciones efectoras que permiten la protección al huésped (Figura 1), como:
 
Aglutinación: IgY actúa como un “pegamento biológico”, al aglutinar e inmovilizar los patógenos y facilitar su eliminación por el intestino 11. Esto se afirma con el estudio de Tsubokura et al.33 al desarrollar IgY-anti Campylobacter jejuni y registrar una disminución del 99% de bacterias en el intestino, y un aumento del  80-95% de bacterias en los recuentos bacterianos fecales.
 
Bloqueo de adherencia: mecanismo principal de IgY, aprovecha su alta especificidad y permite unirse a epítopos particulares del patógeno, inhibiendo la adherencia de este a la superficie celular y previniendo la propagación intercelular (mecanismo común en virus) 34. Por ejemplo, Xu et al. 9 propone que si IgY se une a un antígeno de superficie (proteínas de la membrana, fimbrias o flagelos) que sea crucial para la colonización bacteriana, se lograría afectar las funciones normales de crecimiento, producción y liberación de toxinas.
 
Neutralización de toxinas: IgY puede evitar el desarrollo de una infección sin inhibir directamente al patógeno, al neutralizar las toxinas secretadas por los mismos y evitar el desarrollo de efectos fisiopatológicos que estos podrían desencadenar 35. Por ejemplo, la patente WO2013009843 describe las composiciones de IgY anti-LPS contra bacterias gastrointestinales en animales, demostrando ser eficaces en la disminución de toxinas y patógenos del tracto digestivo, además de registrar actividad antiinflamatoria 36.
 
Opsonización: la unión IgY-patógeno, genera alteraciones estructurales en el patógeno tornándolo más suceptible a fagocitarse. Por ejemplo, en el estudio in vitro de Lee et al. 37 se encontró que IgY- anti  Salmonella typhimurium se unía a un antígeno de superficie de la membrana celular, generando alteraciones estructurales en la superficie bacteriana. Por otro lado se propone que IgY puede mejorar la capacidad fagócitica de las células inmunes del hospedero, pese a carecer del sitio de unión de la región Fc. Esto se evidencio en el estudio de  Zhen et al. 38  donde la IgY- anti Escherichia coli mejoró la actividad fagocitica de macrófagos y neutrófilos.
 


Figura 1. Mecanismos de acción de anticuerpos IgY .
 
 
Productividad de IgY de la yema del huevo
 
IgY es el único anticuerpo aviar capaz de transferirse de la sangre de su progenitora a los oocitos maduros, otorgando protección al embrión de posibles infecciones patogénicas 39. En base a este principio inmunológico y considerando que la yema de huevo es una fuente económica y accesible para obtener anticuerpos, la tecnología IgY desarrolla una metodología práctica, repetible, segura y de bajo costo para la producción de IgY 30. Se comienza por inmunizar a las gallinas (por vía subcutánea, intramuscular o intradérmica), con el fin de desarrollar una respuesta inmunológica adaptativa humoral 40. Para ello se pueden utilizar diferentes tipos de antígenos como patógenos inactivados, proteínas recombinantes o proteínas obtenidas de ADN plasmídico 41. Una vez inmunizada el ave, el antígeno se procesa y genera los anticuerpos IgY que por inmunidad pasiva se transfieren del plasma sanguíneo a la yema del huevo, este traspaso se da a partir del quinto o sexto día post inoculación  42. Tras obtener el huevo, se separa la yema de la clara y se procede a remover la fracción lipídica por delipidación 43. Se recupera la fracción acuosa y se precipita con polietilenglicol o sales de amonio o sodio, obteniendo un pellet de proteínas totales en donde se encuentran las IgY 44. Por último se realiza una purificación por técnicas cromatográficas o de ultrafiltración, y se cuantifica la concentración de anticuerpo IgY obtenido 45.
 
La eficiencia de producción de la tecnología IgY para obtener un anticuerpo con alto rendimiento, pureza y actividad depende de varios aspectos como (1) la raza y dieta de las aves, siendo las mejores razas de gallinas ponedoras ISA Brown y Lohmann Selected Leghorn. Por otro lado Villaguala et al.46 propone evaluar la relación yema:albúmina, independientemente de la raza al considerar una relación directa para obtener una concentración mayor de IgY. (2)La modulación de la respuesta humoral donde se vio que la vía intramuscular produce niveles más altos que la subcutánea 47. (3) El uso o no de inmunoestimulantes o adyuvantes, donde los adyuvantes a base de aceite, como el adyuvante completo de Freund (FCA) y el incompleto (FIA) siguen siendo los adyuvantes de elección en producción 48, sin embargo, se sabe que estos desencadenan efectos secundarios en el ave. Lévesque et al. 49 ha propuesto la adición de inmunoestimulantes CpG ODN en conjunto con el adyuvante FIA, al conseguir aumentar la producción de IgY específica hasta en un 480%. (4) El tiempo y refuerzo del antígeno, considerando que la concentración en la yema es directamente proporcional al tiempo de exposición del antígeno en el ave 50. Y por último, (5) el método de purificación aplicado, las técnicas de cromatografía y UF son útiles a nivel de laboratorio, sin embargo, la aplicación de estos métodos para la producción de IgY a gran escala se limita por problemas relacionados con la seguridad alimentaria y los altos costos 51. A nivel industrial se emplean coagulantes polisacáridos naturales como pectina, alginato de sodio, goma xantana, carboximetilcelulosa y carragenina, obteniéndose una precipitación de más del 90% de las lipoproteínas de la yema 48. De esta forma, la Tecnología IgY ha reportado altos rendimientos de producción, obteniendo 300-325 huevos al año por gallina inmunizada de los que se extraen de 100-150 mg de IgY por yema con una especificidad del 5 al 10% contra el antígeno inoculado 31,52.
 
Por otro lado, IgY se puede conservar por hasta 6 meses a temperatura ambiente, por hasta 3 meses a temperaturas de hasta 50°C, y de 5-10 años a 4°C 11. A largo plazo se recomienda conservarlas a un máximo de -20°C 53 o liofilizadas  44. En la industria farmacéutica y alimenticia es común almacenar las IgY en forma pulverizada, tras aplicar un secado por atomización 54; además, se suelen adicionar estabilizadores como carbohidratos, azúcares, polioles y otros complejos, para aumentar la estabilidad térmica y de pH de IgY 55.
 

Aplicaciones de IgY
 
La tecnología IgY ha evolucionado drásticamente en los últimos años, y es gracias a su estructura, propiedades y características lo que la han convertido en uno de los principales anticuerpos terapéuticos y profilácticos contra enfermedades en animales y humanos 24. Ha logrado abarcar una gran variedad de campos, desde el área de diagnóstico e investigación, hasta la de producción alimenticia y farmacológica 13. A continuación, se abordará de forma rápida algunas aplicaciones potenciales del anticuerpo IgY (Figura 2), para una revisión más detallada, véanse las ref. 10, 13 y 48.  
 

IgY para inmunoensayos
 
La alta sensibilidad, especificidad y avidez de IgY la han convertido en un componente esencial para inmunoensayos cuantitativos y cualitativos 18. Se ha utilizado IgY como biomarcador de calidad ambiental y seguridad alimentaria 56,permitiendo detectar sustancias como: fármacos residuales, alérgenos, hormonas, toxinas, antígenos (de origen viral, bacteriano, parasitario, vegetal o animal) 57–59, entre otros. También se ha utilizado como reactivo inmunodiagnóstico, donde la avidez de IgY con proteínas conservadas de mamíferos la han convertido en el sustituto de IgG en pruebas clínicas al eliminar falsos positivos y disminuir interferencias 10, incluso se ha usado en la detección y cuantificación de biomarcadores de cáncer gástrico 60,cáncer de mama y ovario 61. Además,  Zhang et al 62 demostró que IgY se puede utilizar como un anticuerpo secundario, al ser capaz de conjugarse con las enzimas (peroxidasa e isotiocianato), reaccionar con el anticuerpo primario (IgG de ratón) y amplificar las señales antígeno-anticuerpo.
 
En consecuencia, IgY ya se aplica a varios formatos de inmunoensayos, tales como: ELISA 63, Western blot 45, cromatografía 64, ensayos inmunoenzimáticos 65, ensayos de fluorescencia 66, entre otros.
 

IgY como suplemento
 
El interés del consumidor por llevar un estilo de vida más sano, ha permitido que durante los últimos 20 años se produzca y utilice de forma masiva anticuerpos IgY en forma de suplemento funcional 13. Se han desarrollado suplementos nutricionales, cosméticos y farmacéuticos que se pueden ingerir de forma segura, mejoran la calidad de vida de humanos y animales domésticos 67.
 

IgY como agente antitoxinas
 
La administración sistemática de IgY ha reportado una nula inflamación inespecífica y un bajo índice de efectos secundarios 68, que en combinación con su función efectora de neutralización de toxinas la han convertido en una estrategia perfecta para el desarrollo de antídotos 69. Por ejemplo, en países tropicales y subtropicales la mordedura de serpientes venenosas, escorpiones y arañas representan aún un peligro para la salud pública 70, comúnmente se utilizan inyecciones con sueros producidos en caballos, cabras y ovejas, pero estos inducen efectos secundarios como la enfermedad del suero o shock anafiláctico 71. Thalley et al. 72 demostró a nivel in vivo el uso de IgY como antitoxina contra serpientes cascabel y escorpiones, siendo esta capaz de neutralizar los efectos letales y actuar como antídoto de amplio espectro. De igual forma, LeClaire et al. 73 reportó el desarrollo y uso de IgY anti-enterotoxina B estafilocócica (SEB), un agente microbiano letal utilizado en guerras biológicas, donde IgY actuó como agente anti bioterrorista al reducir la cantidad de citotoxinas inflamatorias y proteger a ratones y simios de dosis letales de SEB administradas en forma de aerosol.
 

IgY como agente antitumoral
 
La supresión de la respuesta del sistema apoptótico en conjunto con la auto-renovación y supervivencia de las células tumorales, generan resistencia a la quimioterapia, tratamiento común para tumores 74. Es aquí donde IgY se muestra como un potencial agente antitumoral al inducir la apoptosis en células cancerosas. Por ejemplo, Xiao et al. 75 demostró que IgY anti- HER2 conjugadas con nanotubos de carbono permiten la destrucción selectiva de células de cáncer de mama. Por otro lado, Chávez et al.76 evidenció que IgY-anti-abrina ejercia actividad citotóxica contra el biomarcador de células (CD133) en glioblastoma.
 

IgY como agente antiobesidad
 
La obesidad es una enfermedad grave de la sociedad actual, considerada como un trastorno metabólico de lípidos y enzimas; por ello se han propuesto desarrollar fármacos con inhibidores de lipasa pancreática, tanto naturales como sintéticos 77. Hace poco Hirose et al. 78 desarrolló una IgY anti-lipasa, que tras probarse a nivel in vivo e in vitro, redujó el tejido adiposo y el nivel de grasa hepática en sangre. IgY actuó como agente antiobesidad, al inhibir y reducir la absorción intestinal de lipasa, y aumentar la excreción fecal de triglicéridos.
 

IgY como agente antiinfeccioso
 
La prevención y tratamiento temprano de enfermedades infecciosas es indispensable para combatir la morbilidad y la mortalidad asociada a patógenos como: virus, bacterias, parásitos y hongos 3. La capacidad de IgY para neutralizar y eliminar patógenos a través del intestino lo han convertido en un potencial agente antiinfeccioso. Por ejemplo, la inmunoterapia antimicótica con IgY se ha vuelto atractiva como complemento a los fármacos antimicóticos existentes, asociada a micosis invasiva 79. Se han desarrollado preparaciones a base de IgY que inhiben la adhesión y disminuyen la colonización del hongo Candida albicans 80, un gel de uso oral desarrollado por Takeuchi et al. 81. Asimismo se ha reportado el uso de IgY en parasitología, como método de diagnóstico temprano 82 83. Thirumalai et al. 31 demostró que las preparaciones de IgY policlonal son la forma más experimentada y adecuada de inmunoterapia, puesto que se pueden aislar grandes cantidades con una alta especificidad. Por ejemplo, Sampaio et al. 82 y Grando et al. 84 evaluaron el potencial terapéutico de IgY- anti Trypanosoma, a nivel in vitro e in vivo, reportando un aumento en la viabilidad de las células y la supervivencia de los animales infectados. Asimismo  Espín et al. 85 desarrolló una IgY anti- Leishmania mexicana, que permite detectar concentraciones mínimas (5-50 μg/mL) del parásito.
 

IgY para contrarrestar respuestas autoinmunes
 
IgY ha demostrado un potencial para disminuir las respuestas autoinmunes asociadas a enfermedades y alérgenos. Husby et al. 86 desarrolló una IgY anti-gliadina (glicoproteína presente en cereales) para tratar la enfermedad celíaca, enfermedad generada por la intolerancia al glúten, consiguiendo inhibir la absorción de gliadina y evitar la respuesta inflamatoria. Worledge et al. 87 reportó el uso de IgY anti- TNFα (factor de necrosis tumoral) para tratar la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, consiguiendo un efecto preventivo y más eficaz que los fármacos antiinflamatorios. Incluso se ha desarrollado una IgY (IgY- anti αGal) que evita el rechazo de xenotrasplantes en primates, al impedir que los anticuerpos naturales xenoreactivos interactúan con el tejido porcino trasplantado 88. Por último, se ha empleado IgY como agente anti-alergénico (Figura 2), Wei-xu et al. 89 evaluó el efecto de IgY- anti IL-β1/TNF-α en cobayas con rinitis alérgica, donde observó una reducción del número de eosinófilos, neutrófilos y linfocitos en los pulmones.


 
 
Figura 2. Aplicaciones del anticuerpo IgY.
 
 
IgY como terapia de infecciones humanas
 
En la actualidad se exige una constante demanda de terapias que desarrollen inmunidad inmediata y a largo plazo, con una producción continua y escalable, que garantice pureza y suministro constante 90. Los anticuerpos IgY se muestran como una inmunoterapia pasiva prometedora y eficaz en el tratamiento de muchas infecciones 91, principalmente del sistema respiratorio, digestivo y oral 92. A continuación, se abordará el uso de IgY para la prevención y terapia de infecciones bacterianas y virales, mediante la recopilación de ensayos clínicos registrados (Tabla 1), patentes (Tabla 2) y productos comerciales (Tabla 3) desarrolladas en el periodo de 2010-2021.

 
Infecciones bacterianas
 
Los patógenos bacterianos se caracterizan por su capacidad de replicarse de forma autónoma y por secretar factores de virulencia fácilmente propagables como: toxinas, pigmentos, proteínas y moléculas de señalización 93. Que en conjunto con la aparición de bacterias multirresistentes, por el uso indiscriminado de antibióticos, ha convertido las infecciones bacterianas en una amenaza para la salud pública en todo el mundo 94. Como alternativa al uso de antibióticos se propone utilizar anticuerpos IgY,  puesto que su capacidad de adhesión disminuye y previene la colonización bacteriana, sobre todo en la etapa inicial, impidiendo que se transformen en infecciones crónicas 10.
 
Se ha evaluado el uso de IgY contra patógenos de la cavidad oral, tales como Prevotella intermedia 95, Fusobacterium nucleatum 42, Streptococcus mutans 96, Porphyromonas gingivalis 97, entre otras. Tras la administración oral de IgY en pastillas, sprays y enjuagues bucales (Tabla 1) se evitó desarrollar caries, acumular placa dental y posibles reinfecciones, incluso trataron la periodontitis y gingivitis 98. Tambíén, se ha administrado IgY de forma intranasal contra patógenos del tracto respiratorio, tales como Mycobacterium tuberculosis 99, Staphylococcus aureus 100 y Pseudomona aeruginosa 101. Donde IgY neutralizó los patógenos en el tracto respiratorio y pulmones, además se vio que al utilizar IgY como adyuvante de antibióticos este permite reducir la colonización en los pulmones 102.
 
Por otro lado, los principales patógenos asociados a intoxicaciones alimentarias y gastritis son las bacterias gastrointestinales Escherichia coli, Salmonella spp. 103, Clostridium difficile 104, Helicobacter pylori 105,106, Vibrio cholerae 107, entre otras. Es necesario eliminar patógenos del estómago para evitar que se desarrollen afecciones más severas como úlceras y cáncer de estómago 108. Se han realizado ensayos clínicos para investigar el efecto de IgY por administración oral, en fármacos (GastimunHP y GastimunHp Plus) y suplementos dietéticos (IM-01) (Tabla1), donde se evidencia de forma general que estos brindan protección contra enterobacterias y mejoran los síntomas clínicos como la diarrea 109. Asimismo, se ha evaluado el uso de IgY contra bacterias asociadas al desarrollo de acné (Propionibacterium acnes) y dermatitis atópica (Staphylococcus aureus) 110, donde IgY ha permitido controlar la secreción de enterotoxinas y mejorar la barrera cutánea 100.
 
Finalmente, se ha evaluado el uso de IgY contra bacterias resistentes a antibióticos betalactámicos como Acinetobacter baumannii 111, Klebsiella pneumoniae y Escherichia coli (Tabla 1), logrando erradicar el transporte intestinal de las enzimas BLEE (betalactamasas de expectro extendido) responsables de generar resistencia a este tipo de antibióticos 12.

 
Infecciones Virales
 
Los virus son organismos contagiosos con una alta capacidad de adaptabilidad y potencial pandémico, que se caracterizan por utilizar las vías del propio huésped para replicarse y propagarse 112. Pese a que ya se disponen de vacunas para algunas enfermedades virales, estas generan incertidumbre acerca de su eficacia, capacidad de producción y entrega  masiva 113. Es así, que en 1990 el desarrollo de IgY anti-rotavirus 114 válida el uso de la tecnología IgY como tratamiento de infecciones virales, puesto que, responde a la necesidad urgente de producir anticuerpos contra componentes virales específicos en un corto tiempo, un bajo costo y sin dañar las células huésped 92.
 
Se ha propuesto el uso de IgY para tratar infecciones causadas por virus altamente contagiosos y mortales como el ébola 115, hepatitis 116, dengue 117,118, zika 119, entre otros; donde la IgY ha permitido neutralizar la replicación viral, atenuar la infección y disminuir la letalidad en infecciones leves y asintomáticas.
 
Ademas la administración oral de IgY para tratar infecciones gastrointestinales asociadas a rotavirus y norovirus. En el ensayo clínico del producto PTM202 con IgY- anti rotavirus que se probó en niños con diarrea, tras su aplicación se mejoraron los síntomas asociados como la diarrea y fiebre (Tabla 1) 120. Por otro lado, Dai et al. 114 evalúo la producción a gran escala de IgY anti-norovirus, obteniéndose en tan solo 3 meses concentraciones de 4,7-9,2 mg/mL de yema de huevo, demostrando el potencial antiviral y diagnóstico de IgY.
 
En infecciones respiratorias virales los primeros informes de utilización de la
 
tecnología IgY fue hace 20 años, al aplicar IgY por administración intranasal en modelos animales y tener éxito en virus como: virus sincitial respiratorio, virus de la gripe, virus de Sendai, entre otros 9. Posteriormente se logró llegar a ensayos clínicos en humanos para los virus de la influenza A (H1N1 121 y H5N1 122), influenza B 123, Hantavirus 124,125, SARS 54, entre otros. Donde IgY consiguió neutralizar la infectividad y reducir la replicación de estos virus en los pulmones, previniendo síndromes respiratorios agudos y graves.

 
IgY como potencial inmunoterapia para el COVID-19
 
En diciembre de 2019 en Wuhan-China se reportó un grupo de pacientes con neumonía asociada al coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo 2 (SARS-CoV-2) 126, virus que ha mostrado una alta letalidad infecciosa y significativa mortalidad. Esta infección respiratoria se caracteriza por su alto grado de propagación y adaptabilidad, que en conjunto con las malas prácticas de bioseguridad ejecutadas por la población han permitido que se desarrolle la actual pandemia del COVID-19 92. En consecuencia ha sido de suma urgencia el desarrollo de terapias y profilácticos efectivos 127. En base a la experiencia con el tratamiento del SARS, Fu et al. 54 propone una combinación de vacuna, inmunización pasiva y fármacos, para controlar de forma eficaz este tipo de infecciones.
 
La proteína pico (S) del SARS está compuesta por dos subunidades, la subunidad S1 que contiene el dominio de unión al receptor (RBD) y la subunidad S2 que media la fusión entre el virus y la célula huésped 128. Por esta razón la proteína S se ha convertido en el principal epítopo para desarrollar medicamentos antivirales, vacunas y anticuerpos 129. Tomando en cuenta esta noción, la tecnología IgY se muestra como un potencial material clínico antiinfeccioso. Lu et al. 130 desarrolló IgY-S específica para el epítopo SIIAYTMSL de la proteína S, epítopo que se superpone a la región de escisión de las subunidades S1 y S2. IgY-S exhibió una alta inmunorreactividad en ensayos ELISA y su uso permitiría prevenir la infección de las células mediante un bloqueo físico. Es decir, IgY- S evita el acceso de las enzimas proteolíticas al sitio de escisión S1/S2 y se  evade la fusión de la membrana de las células y el virus. Somasundaram et al. 131  propone desarrollar un anticuerpo recombinante de fragmento variable de cadena única (scFv) contra la  subunidad S1, puesto que, IgY monoclonal ha demostrado ser más específica en comparación con IgY policlonal al reconocer un único epítopo. Se propone obtener esta IgY monoclonal anti S1 mediante tecnología de presentación de fagos ya que esta tecnología es más estandarizada, reproducible y adecuada para la producción a gran escala. Asimismo, a nivel preclínico se ha desarrollado el aerosol nasal IGY-110 que busca neutralizar el SARS-CoV-2 en la cavidad nasal, área primaria de infección 132. Por otro lado, se ha empezado a reclutar pacientes para probar la seguridad y tolerabilidad de IgY anti-SARS-CoV-2 (Tabla 1) administrada por vía intranasal en participantes sanos, con el fin de prevenir la infección.

         

Esta lista incluye ensayos clínicos registrados en bases de datos de organizaciones gubernamentales de EEUU ( https://clinicaltrials.gov/),  Japón (https://www.umin.ac.jp/ctr/ ) y Europa (https:// www.clinicaltrialsregister.eu/ ), las bases de datos se accedieron por última vez el 15 de enero de 2021.
       
Tabla 1. Principales ensayos clínicos de anticuerpos IgY como  tratamiento terapéutico y profiláctico de  infecciosas víricas y bacterianas en humanos. Se incluyó únicamente ensayos clínicos registrados en las bases de datos gubernamentales de  Clinical Trials de  EEUU, Europa y Japón durante el periódo de 2010-2021.

 
Patentes de IgY
 
IgY ha demostrado a lo largo de la historia tener un amplio potencial para desarrollar aplicaciones a base de inmunización pasiva, a partir del año 2000 el aumento de investigaciones y publicaciones 12. Leiva et al. 143 menciona que a partir del 2010 se empiezan a generar patentes de IgY asociadas al diagnóstico, terapia y profilaxis en medicina humana, principalmente en patologías como periodontitis, gingivitis, úlceras gástricas, infecciones asociadas al virus del papiloma humano, disbiosis, problemas nutricionales y metabólicos.
 
Hay que considerar que la estructura de la inmunoglobulina IgY no es patentable, no obstante, es posible patentar el método de preparación de IgY (obtención, purificación y conservación), su forma de producción  y el producto a base de IgY 18. Por ejemplo, la solicitud de patente WO2016191389 establece un nuevo método para preparar  IgY contra las bacterias causantes de periodontitis (Porphyromonas gingivalis / Streptococcus mutans/ Aggregatibacter actinomycetemcomitans) mediante la inmunización de gallinas con polipéptidos sintéticos 144. Asimismo, la solicitud de patente WO2014011853 describe el método para la producción a gran escala de IgY-anti-NoV P (proteína de la cápside de norovirus) mediante la inmunización de las gallinas con partículas recombinantes de norovirus, además estandariza las condiciones en las que IgY se logra mantener estable (70 °C durante 30 minutos o a un pH de 4-9 por 3 h 145). En el caso de productos patentados a base de IgY tenemos la solicitud de patente CN104739719,  una fórmula de una pasta de dientes a base de IgY anti-S. mutans con compuestos como lisozima y extractos de plantas.
 
En la tabla 2 se presentan más patentes de IgY como inmunoterapia de  infecciones virales y bacterianas en humanos, para ello, se revisaron las patentes registradas entre 2010-2021 en la base de datos Patentscope.  
 

       
Tabla 2. Patentes de IgY como inmunoterapia de infecciones bacterianas y víricas en humanos. Abreviaturas NoV P: proteína de la cápside de norovirus; VPH: virus del papiloma humano ; L1: proteína de la cápside del virus del papiloma humano ; E6/E7: oncoproteínas del virus del papiloma humano

 
Productos comerciales de IgY
 
Desde hace más de 20 años se ha registrado un incremento en la comercialización de IgY a nivel mundial buscando promover la salud de los seres humanos y animales 155, donde se ha visto que los fundadores, líderes y expertos en tecnología IgY son los países asiáticos tales como Corea del Sur, Japón, China y Vietnam. Este incremento en la comercialización de IgY se refleja con la variedad de ensayos clínicos con resultados alentadores que se han logrado patentar y llevar al mercado como fármacos y suplementos nutracéuticos, basados ​​en formulaciones monoespecíficas o mixtas de IgY (Tabla 3) 67,68. La administración parenteral de IgY mediante formulaciones orales e intranasales son las más comunes, ya que permiten mantener estable IgY a temperatura ambiente por más tiempo. Además, cuentan con un registro de perfil de seguridad al usar IgY en forma de huevo entero en polvo, la yema entera en polvo o únicamente la IgY purificada 13,
 
En el ámbito veterinario se ha utilizado IgY en animales domésticos para mejorar la eficiencia de su alimentación, la tasa de crecimiento y de forma general la salud del animal 156. Aquí encontramos empresas como Aova Technologies que ofrece la línea de productos BIG™ para ganado y peces utilizados en acuicultura 157. PRN Pharmacal con el suplemento alimenticio GastroMate® que apoya la salud digestiva de perros y cachorros 158. BIOINNOVO con el polvo IgY DNT que se incorpora a la dieta láctea de terneros para controlar agentes como rotavirus A, coronavirus, Escherichia coli y Salmonella 159. Trouw Nutrition con la línea Protimax® para ganado con productos como: Protimax®-T Forte para aumentar el peso y prevenir infecciones por patógenos entéricos como Escherichia coli , Salmonella, Clostridium perfringens, rotavirus, coronavirus y Cryptosporidium; y EggMotion como suplemento alimenticio para la salud intestinal de mascotas 160.
 
Igualmente, en el ámbito de la salud humana se han desarrollado una variedad de productos de consumo diario que van desde lácteos y pastillas hasta cremas, jabones y mascarillas (Tabla 3). Básicamente estos productos fortalecen el sistema inmune y previenen la adhesión de patógenos en la boca, tracto gastrointestinal y rostro 67,161. Existen empresas que han desarrollado productos para uso humano y animal. Pharma Foods International Co. Ltd con el ingrediente funcional Ovopron IgY para el tratamiento y prevención de infecciones asociadas a Helicobacter pylori en humanos (Tabla 3). Arkion Life Sciences con su la línea i26® Companion para mascotas que ayuda en la salud bucal y sensibilidad digestiva, mejorando la salud de articulaciones, piel y pelaje. Suplementos para humanos como i26® un suplemento probiótico y Muno-IgY ™ como suplemento dietético 162(Tabla 3). También tenemos a EW Nutrition con la línea Globigen® para mejorar la nutrición y el estado de salud intestinal de rumiantes y porcinos jóvenes durante el período de destete. Dentro de esta línea encontramos productos como: Globigen Jump Start , Globigen Sow y Globigen Life Start. Por otro lado, desarrolló el suplemento alimenticio y cosmético Ovalgen® para el cuidado de la salud humana. Se ha utilizado Ovalgen® como ingrediente funcional de la serie de productos IgYGate®:  GastimunHP y GastimunHP Plus para el tratamiento de gastritis y úlceras gástricas, IgYGate®-F contra gripes estacionales ,y como herramienta de apoyo al tratamiento de caries y gingivitis IgYGate® DC-PG 163(Tabla 3). Por último, Dan Biotech Inc. con su línea Ig-Lock® permite prevenir y controlar infecciones intestinales asociadas a Escherichia coli, parvovirus, coronavirus y adenovirus en animales domésticos como perros, aves de corral, ganado vacuno y porcino. Por otro lado, para humanos desarrollo la línea Cleanato® para el cuidado de la piel y Ulcer lock® / Gasto lock® para el fortalecimiento gastrointestinal 164 (Tabla 3).


       
Tabla 3. Productos suplementados con IgY para uso humano. Datos tomados de la base de datos Patentscope
 

Ventajas de la Tecnología IgY
 
Como se ha visto el uso de tecnología IgY en relación a anticuerpos convencionales traen un serie de ventajas como: (1) reemplaza el sangrado de los animales por la recolección de huevos, promoviendo el bienestar animal y disminuyendo el sufrimiento asociado a manipulaciones dolorosas 155, (2) se necesita una baja  carga de antígeno para inducir una respuesta inmune específica 156, (3) tiene una alta escalabilidad de producción a un menor costo y tiempo, aproximadamente cinco semanas desde el período de inmunización 44, (4) gracias a su especificidad y acción in situ, no inducen resistencia bacteriana o alteraciones en la flora microbiana normal 67, (5) no genera efectos secundarios tóxicos ya que al estar purificada no contiene albúmina, por lo que, puede incluso utilizarse en pacientes con alergia al huevo 34, (6) al ser una tecnología de inmunización pasiva es aplicable en un rango de edad amplio de pacientes, desde recién nacidos hasta adultos incluidos pacientes inmunodeficientes y embarazadas 92, (7) posee una mayor estabilidad en comparación a anticuerpos mamíferos, esto gracias a su composición genética más sencilla 171, (8) tiene una amplia versatilidad permitiendo utilizarse como anticuerpo policlonal, monoclonal, fragmentado o quimérico 172, y por último (9) ejerce un efecto antimicrobiano e inmunoestimulante adicional gracias a la presencia de proteínas bioactivas encontradas en las preparaciones de IgY en forma de huevo entero en polvo o  yema entera en polvo, tales como fosfoproteína fosvitina 173 y derivados del ácido siálico (propiedades antivirales) 174.  

 
CONCLUSIONES

 
Como se ha visto desde los años 80 hasta la actualidad la tecnología IgY se ha empleado como una herramienta diagnóstica, terapéutica y profiláctica, logrando posicionarse a nivel industrial y comercial en todo el mundo. El uso de huevos como fuente de anticuerpos IgY ha permitido desarrollar una metodología de producción práctica, escalable y de bajo costo. Estos anticuerpos IgY aviar han atraído cada vez más la atención de la comunidad científica para reemplazar a los anticuerpos IgG de mamíferos, puesto que, sus particularidades estructurales y funcionales le han otorgado una mayor especificidad, baja reactividad cruzada y alta vida media circulante. En cuanto a su modo de acción se han descubierto los mecanismos de acción general, donde si bien IgY no ejerce una erradicación microbiana total permite reducir significativamente la carga de patógenos hasta el punto en el que la propia inmunidad del paciente puede erradicarlos. Se han propuesto que las funciones efectoras de IgY son: el bloqueo de adherencia del patógeno, neutralización de epítopos específicos incluidos toxinas, opsonización del patógeno y formación de aglutinados de antígenos-anticuerpos para eliminarlos a través del intestino.
 
Desde  2010 se registra una mayor acogida de la tecnología IgY en la medicina humana gracias a sus propiedades antiinfecciosas, antitumorales, antitoxinas, antiinflamatorias y antiobesidad. Afirmando que el uso de anticuerpos IgY permite tratar y prevenir infecciones víricas y bacterianas. Este hecho se evidencia con el incremento de ensayos clínicos, patentes y productos a base de IgY, por ejemplo, ya se comercializan una gran variedad de productos de consumo diario, tales como: fármacos, cosméticos, filtros de mascarilla, suplementos y nutracéuticos. Además el uso de IgY en lugar de antibióticos para tratar este tipo de infecciones responde a la grave problemática de salud que representa el desarrollo de patógenos resistentes a antimicrobianos.
 
Por último, como hemos visto el mundo se enfrenta a uno de los mayores desafíos sanitarios con la actual pandemia del COVID-19, evidenciando la necesidad urgente de nuevas o mejoradas terapias. Y como alternativa del uso de la tecnología IgY como herramienta biotecnológica segura, eficaz, económica y versátil para disminuir la incidencia, prevalencia y severidad de varias enfermedades infecciosas.

 
REFERENCIAS

 
1       García Palomo JD, Agüero Balbín J, Parra Blanco JA, Santos Benito MF. Enfermedades infecciosas. Concepto. Clasificación. Aspectos generales y específicos de las infecciones. Criterios de sospecha de enfermedad infecciosa. Pruebas diagnósticas complementarias. Criterios de indicación. Medicine (Baltimore) 2010; 10: 3251–3264.
 
2       Dobson AP, Carper ER. Infectious Diseases and Human Population History: Throughout history the establishment of disease has been a side effect of the growth of civilization. BioScience 1996; 46: 115–126.
 
3       Casadevall A. Antibody-based therapies for emerging infectious diseases. Emerg Infect Dis 1996; 2: 200–208.
 
4       Kaufmann SHE, Dorhoi A, Hotchkiss RS, Bartenschlager R. Host-directed therapies for bacterial and viral infections. Nat Rev Drug Discov 2018; 17: 35–56.
 
5       Nii-Trebi NI. Emerging and Neglected Infectious Diseases: Insights, Advances, and Challenges. BioMed Res Int 2017; 2017: 5245021.
 
6       Oral HB, Ozakin C, Akdiş CA. Back to the future: antibody-based strategies for the treatment of infectious diseases. Mol Biotechnol 2002; 21: 225–239.
 
7       Patterson R, Youngner JS, Weigle WO, Dixon FJ. Antibody Production and Transfer to Egg Yolk in Chickens. J Immunol 1962; 89: 272–278.
 
8       Thomsen K, Christophersen L, Bjarnsholt T, Jensen PØ, Moser C, Høiby N. Anti-Pseudomonas aeruginosa IgY antibodies augment bacterial clearance in a murine pneumonia model. J Cyst Fibros Off J Eur Cyst Fibros Soc 2016; 15: 171–178.
 
9       Xu Y, Li X, Jin L, Zhen Y, Lu Y, Li S et al. Application of chicken egg yolk immunoglobulins in the control of terrestrial and aquatic animal diseases: a review. Biotechnol Adv 2011; 29: 860–868.
 
10     Schade R, Calzado EG, Sarmiento R, Chacana PA, Porankiewicz-Asplund J, Terzolo HR. Chicken egg yolk antibodies (IgY-technology): a review of progress in production and use in research and human and veterinary medicine. Altern Lab Anim ATLA 2005; 33: 129–154.
 
11     Thu HM, Myat TW, Win MM, Thant KZ, Rahman S, Umeda K et al. Chicken Egg Yolk Antibodies (IgY) for Prophylaxis and Treatment of Rotavirus Diarrhea in Human and Animal Neonates: A Concise Review. Korean J Food Sci Anim Resour 2017; 37: 1–9.
 
12     Leiva CL, Gallardo MJ, Casanova N, Terzolo H, Chacana P. IgY-technology (egg yolk antibodies) in human medicine: A review of patents and clinical trials. Int Immunopharmacol 2020; 81: 106269.
 
13     Hatta H, Horimoto Y. Chapter 16: Applications of Egg Yolk Antibody (IgY) in Diagnosis Reagents and in Prevention of Diseases. In: Eggs as Functional Foods and Nutraceuticals for Human Health. 2019, pp 305–328.
 
14     Rahman S, Van Nguyen S, Icatlo Jr. FC, Umeda K, Kodama Y. Oral passive IgY-based immunotherapeutics. Hum Vaccines Immunother 2013; 9: 1039–1048.
 
15     Muller S, Schubert A, Dyck T, Oelkrug C. IgY antibodies in human nutrition for disease prevention. Nutr J 2015; 14: 109.
 
16     Klemperer F. Ueber natürliche Immunität und ihre Verwerthung für die Immunisirungstherapie. Arch Für Exp Pathol Pharmakol 1893; 31: 356–382.
 
17     Schade R, Hlinak A. Egg Yolk Antibodies, State of the Art and Future Prospects. ALTEX 1996; 13: 5–9.
 
18     Schade R, Terzolo H. IgY-technology: application and trends. [Internet]. 2006. Available from: https://www.researchgate.net/publication/267702265_IgY-technology_application_and_trends
 
19     Schade R, Staak C, Hendriksen C, Erhard M, Hugl H, Koch G et al. La producción de anticuerpos aviares (yema de huevo): IgY: Informe y recomendaciones del taller ECVAM 21 1,2. Altern Lab Anim 1996; 24: 925–934.
 
20     Warr G, Magor K, Higgins D. IgY: clues to the origins of modern antibodies. Immunol Today 1995; 16: 392–398.
 
21     Pereira EPV, Van Tilburg MF, Florean EOPT, Guedes MIF. Egg yolk antibodies (IgY) and their applications in human and veterinary health: A review. Int Immunopharmacol 2019; 73: 293–303.
 
22     Sun S, Mo W, Ji Y, Liu S. Preparation and mass spectrometric study of egg yolk antibody (IgY) against rabies virus. Rapid Commun Mass Spectrom RCM 2001; 15: 708–712.
 
23     Faith RE, Clem LW. Passive cutaneous anaphylaxis in the chicken. Immunology 1973; 25: 151–164.
 
24     Spillner E, Braren I, Greunke K, Seismann H, Blank S, du Plessis D. Avian IgY antibodies and their recombinant equivalents in research, diagnostics and therapy. Biologicals 2012; 40: 313–322.
 
25     Hernández Castillo LM, Duque Restrepo AM, Martínez Delgado CM. Tecnología IgY para el control de enfermedades infecciosas como la caries dental. Tesis [Internet]. Universidad CES. 2015. Available from: https://repository.ces.edu.co/handle/10946/390
 
26     Sesarman A, Mihai S, Chiriac MT, Olaru F, Sitaru AG, Thurman JM et al. Binding of avian IgY to type VII collagen does not activate complement and leucocytes and fails to induce subepidermal blistering in mice. Br J Dermatol 2008; 158: 463–471.
 
27     Chacana P, Terzolo H, Gutierrez E. Tecnología IgY o aplicaciones de los anticuerpos de yema de huevo de gallina. Rev Med Vet 2004; 85: 179–189.
 
28     Nguyen HH, Tumpey TM, Park H-J, Byun Y-H, Tran LD, Nguyen VD et al. Prophylactic and Therapeutic Efficacy of Avian Antibodies Against Influenza Virus H5N1 and H1N1 in Mice. PLoS ONE 2010; 5. doi:10.1371/journal.pone.0010152.
 
29     Carlander D, Stålberg J, Larsson A. Chicken Antibodies: A Clinical Chemistry Perspective. Ups J Med Sci 1999; 104: 179–189.
 
30     Contreras VT, Lima ARD, Navarro MC, Arteaga RY, Graterol D, Cabello L et al. Producción y purificación de anticuerpos (IgY) a partir de huevos de gallinas inmunizadas con epimastigotas de Trypanosoma cruzi. Salus 2005; 9: 21–27.
 
31     Thirumalai D, Visaga Ambi S, Vieira-Pires RS, Xiaoying Z, Sekaran S, Krishnan U. Chicken egg yolk antibody (IgY) as diagnostics and therapeutics in parasitic infections - A review. Int J Biol Macromol 2019; 136: 755–763.
 
32     Lundqvist ML, Middleton DL, Radford C, Warr GW, Magor KE. Immunoglobulins of the non-galliform birds: Antibody expression and repertoire in the duck. Dev Comp Immunol 2006; 30: 93–100.
 
33     Tsubokura K, Berndtson E, Bodgstedt A, Kaijser B, Kim M, Ozeki M et al. Oral administration of antibodies as prophylaxis and therapy in Campylobacter jejuni-infected chickens. Clin Exp Immunol 1997; 108: 451–455.
 
34     Abbas AT, El-Kafrawy SA, Sohrab SS, Azhar EIA. IgY antibodies for the immunoprophylaxis and therapy of respiratory infections. Hum Vaccines Immunother 2018; 15: 264–275.
 
35     Arimitsu H, Sasaki K, Kohda T, Shimizu T, Tsuji T. Evaluation of Shiga toxin 2e-specific chicken egg yolk immunoglobulin: Production and neutralization activity. Microbiol Immunol 2014; 58: 643–648.
 
36     Mitteness BM, Phillips C., Inventors; Camas Incorporated, assignee: Compositions Against Bacterial Toxins. World Intellectual Property Organization patent WO 2013009843. 2013 Jan 7.
 
37     Lee EN, Sunwoo HH, Menninen K, Sim JS. In vitro studies of chicken egg yolk antibody (IgY) against Salmonella enteritidis and Salmonella typhimurium. Poult Sci 2002; 81: 632–641.
 
38     Zhen Y-H, Jin L-J, Guo J, Li X-Y, Lu Y-N, Chen J et al. Characterization of specific egg yolk immunoglobulin (IgY) against mastitis-causing Escherichia coli. Vet Microbiol 2008; 130: 126–133.
 
39     Murai A. Maternal Transfer of Immunoglobulins into Egg Yolks of Birds. J Poult Sci 2013; 50: 185–193.
 
40     Ferreira Á, Santos JP, Sousa L de O, Martin I, Alves EGL, Rosado IR. Gallus gallus domesticus: immune system and its potential for generation of immunobiologics. Ciênc Rural 2018; 48. doi:10.1590/0103-8478cr20180250.
 
41     Nakamura R, Pedrosa-Gerasmio IR, Alenton RRR, Nozaki R, Kondo H, Hirono I. Anti-PirA-like toxin immunoglobulin (IgY) in feeds passively immunizes shrimp against acute hepatopancreatic necrosis disease. J Fish Dis 2019; 42: 1125–1132.
 
42     Xu FX, Xu YP, Jin LJ, Liu H, Wang LH, You JS et al. Effectiveness of egg yolk immunoglobulin (IgY) against periodontal disease-causing Fusobacterium nucleatum. J Appl Microbiol 2012; 113: 983–991.
 
43     Barroso P, Murcia H, Vega N, Pérez G. Purification of IgY against Salvia bogotensis lectin. Biomédica 2005; 25: 496–510.
 
44     Pauly D, Chacana PA, Calzado EG, Brembs B, Schade R. IgY Technology: Extraction of Chicken Antibodies from Egg Yolk by Polyethylene Glycol (PEG) Precipitation. J Vis Exp JoVE 2011. doi:10.3791/3084.
 
45     Tong C, Geng F, He Z, Cai Z, Ma M. A simple method for isolating chicken egg yolk immunoglobulin using effective delipidation solution and ammonium sulfate. Poult Sci 2015; 94: 104–110.
 
46     Villaguala C, González C, Pastene E, Farías C, Sáez K, Retamal-Díaz A et al. Obtención de inmunoglobulinas de yema de huevo contra Helicobacter pylori producidos en gallinas araucanas. Arch Med Vet 2016; 48: 79–88.
 
47     Chang HM, Ou-Yang RF, Chen YT, Chen CC. Productivity and some properties of immunoglobulin specific against Streptococcus mutans serotype c in chicken egg yolk (IgY). J Agric Food Chem 1999; 47: 61–66.
 
48     Kovacs-Nolan J, Mine Y. 17 - Using egg IgY antibodies for health, diagnostic and other industrial applications. In: Van Immerseel F, Nys Y, Bain M (eds). Improving the Safety and Quality of Eggs and Egg Products. Woodhead Publishing, 2011, pp 346–373.
 
49     Lévesque S, Martinez G, Fairbrother JM. Improvement of adjuvant systems to obtain a cost-effective production of high levels of specific IgY. Poult Sci 2007; 86: 630–635.
 
50     Agrawal R, Hirpurkar SD, Sannat C, Gupta AK. Comparative study on immunoglobulin Y transfer from breeding hens to egg yolk and progeny chicks in different breeds of poultry. Vet World 2016; 9: 425–431.
 
51     Hatta H, Kapoor MP, Juneja LR. Bioactive Components in Egg Yolk. In: Egg Bioscience and Biotechnology. John Wiley & Sons, Ltd, 2008, pp 185–237.
 
52     Amro WA, Al-Qaisi W, Al-Razem F. Production and purification of IgY antibodies from chicken egg yolk. J Genet Eng Biotechnol 2018; 16: 99–103.
 
53     Rose ME, Orlans E, Buttress N. Immunoglobulin classes in the hen’s egg: Their segregation in yolk and white. Eur J Immunol 1974; 4: 521–523.
 
54     Fu C-Y, Huang H, Wang X-M, Liu Y-G, Wang Z-G, Cui S-J et al. Preparation and evaluation of anti-SARS coronavirus IgY from yolks of immunized SPF chickens. J Virol Methods 2006; 133: 112–115.
 
55     Yokoyama H, Peralta RC, Diaz R, Sendo S, Ikemori Y, Kodama Y. Passive protective effect of chicken egg yolk immunoglobulins against experimental enterotoxigenic Escherichia coli infection in neonatal piglets. Infect Immun 1992; 60: 998–1007.
 
56     Mudili V, Makam SS, Sundararaj N, Siddaiah C, Gupta VK, Rao PVL. A novel IgY-Aptamer hybrid system for cost-effective detection of SEB and its evaluation on food and clinical samples. Sci Rep 2015; 5: 15151.
 
57     Caza J, Fernandez R, Torres M, Muñoz D, Ortiz Tirado J, Bangeppagari M et al. The development, purification and characterization of anti- vitellogenin antibodies raised in hens (gallus gallus domesticus) against tilapia (oreochromis niloticus) vitellogenin protein. J Microbiol Biotechnol Food Sci 2018. doi:10.15414/jmbfs.2019.8.5.1165-1168.
 
58     He J, Hu J, Thirumalai D, Schade R, Du E, Zhang X. Development of indirect competitive ELISA using egg yolk-derived immunoglobulin (IgY) for the detection of Gentamicin residues. J Environ Sci Health B 2016; 51: 8–13.
 
59     Li C, Zhang Y, Eremin SA, Yakup O, Yao G, Zhang X. Detection of kanamycin and gentamicin residues in animal-derived food using IgY antibody based ic-ELISA and FPIA. Food Chem 2017; 227: 48–54.
 
60     Noack F, Helmecke D, Rosenberg R, Thorban S, Nekarda H, Fink U et al. CD87-positive tumor cells in bone marrow aspirates identified by confocal laser scanning fluorescence microscopy. Int J Oncol 1999; 15: 617–623.
 
61     Pan Z-L, Ji X-Y, Shi Y-M, Zhou J, He E, Skog S. Serum thymidine kinase 1 concentration as a prognostic factor of chemotherapy-treated non-Hodgkin’s lymphoma patients. J Cancer Res Clin Oncol 2010; 136: 1193–1199.
 
62     Zhang Q, He D, Xu L, Ge S, Wang J, Zhang X. Generation and evaluation of anti-mouse IgG IgY as secondary antibody. Prep Biochem Biotechnol 2020; 50: 788–793.
 
63     Ferreira Júnior A, Santos JP, Bassi PB, F.F.Bittar J, Bittar ER. IgY-Technology Applied to Studies of Toxoplasma gondii Infection. Toxoplasmosis 2017. doi:10.5772/67997.
 
64     Nagaraj S, Ramlal S, Kingston J, Batra HV. Development of IgY based sandwich ELISA for the detection of staphylococcal enterotoxin G (SEG), an egc toxin. Int J Food Microbiol 2016; 237: 136–141.
 
65     He J, Wang Y, Sun S, Zhang X. Evaluation of Chicken IgY Generated Against Canine Parvovirus Viral-Like Particles and Development of Enzyme-Linked Immunosorbent Assay and Immunochromatographic Assay for Canine Parvovirus Detection. Viral Immunol 2015; 28: 489–494.
 
66     Silva A dos S da, Vasconcelos GALBM de, Kappel LA, Pinto MA, Paula VS de. An immunoenzymatic assay for the diagnosis of hepatitis A utilising immunoglobulin Y. Mem Inst Oswaldo Cruz 2012; 107: 960–963.
 
67     Rahman S, Nguyen S, Icatlo F, Umeda K, Kodama Y. Oral passive IgY-based immunotherapeutics. Hum Vaccines Immunother 2013; 9. doi:10.4161/hv.23383.
 
68     Kovacs-Nolan J, Phillips M, Mine Y. Advances in the value of eggs and egg components for human health. J Agric Food Chem 2005; 53: 8421–8431.
 
69     Araújo AS, Lobato ZIP, Chávez-Olórtegui C, Velarde DT. Brazilian IgY-Bothrops antivenom: Studies on the development of a process in chicken egg yolk. Toxicon Off J Int Soc Toxinology 2010; 55: 739–744.
 
70     Gutiérrez JM, Theakston RDG, Warrell DA. Confronting the neglected problem of snake bite envenoming: the need for a global partnership. PLoS Med 2006; 3: e150.
 
71     Alvarez A, Montero Y, Jimenez E, Zerpa N, Parrilla P, Malavé C. IgY antibodies anti-Tityus caripitensis venom: purification and neutralization efficacy. Toxicon Off J Int Soc Toxinology 2013; 74: 208–214.
 
72     Thalley BS, Carroll SB. Rattlesnake and scorpion antivenoms from the egg yolks of immunized hens. Biotechnol Nat Publ Co 1990; 8: 934–938.
 
73     LeClaire RD, Hunt RE, Bavari S. Protection against Bacterial Superantigen Staphylococcal Enterotoxin B by Passive Vaccination. Infect Immun 2002; 70: 2278–2281.
 
74     Yang J, Jin Z, Yu Q, Yang T, Wang H, Liu L. The selective recognition of antibody IgY for digestive system cancers. Chin J Biotechnol 1997; 13: 85–90.
 
75     Xiao Y, Gao X, Taratula O, Treado S, Urbas A, Holbrook RD et al. Anti-HER2 IgY antibody-functionalized single-walled carbon nanotubes for detection and selective destruction of breast cancer cells. BMC Cancer 2009; 9: 351.
 
76     Chavez Cortez E-G, Vargas Felix G, Rangel López E, Sotelo J, Martínez-Canseco C, Pérez-de la Cruz V et al. Production and Evaluation of an Avian IgY Immunotoxin against CD133+ for Treatment of Carcinogenic Stem Cells in Malignant Glioma: IgY Immunotoxin for the Treatment of Glioblastoma. J Oncol 2019. doi:10.1155/2019/2563092.
 
77     Rb B, Kk B. Pancreatic lipase inhibitors from natural sources: unexplored potential. Drug Discov Today 2007; 12: 879–889.
 
78     Hirose M, Ando T, Shofiqur R, Umeda K, Kodama Y, Nguyen SV et al. Anti-obesity activity of hen egg anti-lipase immunoglobulin yolk, a novel pancreatic lipase inhibitor. Nutr Metab 2013; 10: 70.
 
79     Datta K, Hamad M. Immunotherapy of Fungal Infections. Immunol Invest 2015; 44: 738–776.
 
80     Kamikawa Y, Fujisaki J, Nagayama T, Kawasaki K, Hirabayashi D, Hamada T et al. Use of Candida-specific chicken egg yolk antibodies to inhibit the adhering of Candida to denture base materials: prevention of denture stomatitis. Gerodontology 2016; 33: 342–347.
 
81     Takeuchi S, Motohashi J, Kimori H, Nakagawa Y, Tsurumoto A. Effects of oral moisturising gel containing egg yolk antibodies against Candida albicans in older people. Gerodontology 2016; 33: 128–134.
 
82     Sampaio LCL, Baldissera MD, Grando TH, Gressler LT, Capeleto D de M, de Sa MF et al. Production, purification and therapeutic potential of egg yolk antibodies for treating Trypanosoma evansi infection. Vet Parasitol 2014; 204: 96–103.
 
83     Wolf Nassif P, DE Mello TFP, Navasconi TR, Mota CA, Demarchi IG, Aristides SMA et al. Safety and efficacy of current alternatives in the topical treatment of cutaneous leishmaniasis: a systematic review. Parasitology 2017; 144: 995–1004.
 
84     Grando TH, Baldissera MD, de Sá MF, do Carmo GM, Porto BCZ, Aguirre GSV et al. Avian antibodies (IgY) against Trypanosoma cruzi: Purification and characterization studies. J Immunol Methods 2017; 449: 56–61.
 
85     Espín Arroba S, Ayala L, Ortíz M, Seqqat R, Torres Arias M. Characterization and Immunologic Response of IgY Against Leishmania Mexicana. Appl Med Res 2021; 8: 86–89.
 
86     Husby S, Koletzko S, Korponay-Szabó IR, Mearin ML, Phillips A, Shamir R et al. European Society for Pediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition guidelines for the diagnosis of coeliac disease. J Pediatr Gastroenterol Nutr 2012; 54: 136–160.
 
87     Worledge KL, Godiska R, Barrett TA, Kink JA. Oral administration of avian tumor necrosis factor antibodies effectively treats experimental colitis in rats. Dig Dis Sci 2000; 45: 2298–2305.
 
88     Fryer J, Firca J, Leventhal J, Blondie B, Malcolm A, Ivancic D et al. IgY antiporcine endothelial cell antibodies effectively block human antiporcine xenoantibody binding. Xenotransplantation 1999; 6: 98–109.
 
89     Wei-xu H, Wen-yun Z, Xi-ling Z, Zhu W, Li-hua W, Xiao-mu W et al. Anti-Interleukin-1 Beta/Tumor Necrosis Factor-Alpha IgY Antibodies Reduce Pathological Allergic Responses in Guinea Pigs with Allergic Rhinitis. Mediators Inflamm 2016. doi:10.1155/2016/3128182.
 
90     Bentes GA, Lanzarini NM, Lima LRP, Manso PP de A, da Silva A dos S, Mouta S da S e et al. Using immunoglobulin Y as an alternative antibody for the detection of hepatitis A virus in frozen liver sections. Mem Inst Oswaldo Cruz 2015; 110: 577–579.
 
91     Casadevall A, Scharff MD. Return to the past: the case for antibody-based therapies in infectious diseases. Clin Infect Dis Off Publ Infect Dis Soc Am 1995; 21: 150–161.
 
92     Constantin C, Neagu M, Diana Supeanu T, Chiurciu V, A. Spandidos D. IgY - turning the page toward passive immunization in COVID-19 infection (Review). Exp Ther Med 2020; 20: 151–158.
 
93     Bebbington C, Yarranton G. Antibodies for the treatment of bacterial infections: current experience and future prospects. Curr Opin Biotechnol 2008; 19: 613–619.
 
94     Munita JM, Arias CA. Mechanisms of Antibiotic Resistance. Microbiol Spectr 2016; 4. doi:10.1128/microbiolspec.VMBF-0016-2015.
 
95     Hou Y-Y, Zhen Y-H, Wang D, Zhu J, Sun D-X, Liu X-T et al. Protective effect of an egg yolk-derived immunoglobulin (IgY) against Prevotella intermedia-mediated gingivitis. J Appl Microbiol 2014; 116: 1020–1027.
 
96     Bachtiar EW, Bachtiar BM, Soejoedono RD, Wibawan IW, Afdhal A. Biological and Immunogenicity Property of IgY Anti S. mutans ComD. Open Dent J 2016; 10: 308–314.
 
97     Sandoval R. Inmunoterapia sintética para infecciones por bacterias gram-positivas y gram-negativas. Ecuad ES Calid Rev Científica Ecuat 2020; 7. doi:10.36331/revista.v7i1.93.
 
98     Schade R, Zhang X-Y, Terzolo HR. Use of IgY Antibodies in Human and Veterinary Medicine. In: Huopalahti R, López-Fandiño R, Anton M, Schade R (eds). Bioactive Egg Compounds. Springer: Berlin, Heidelberg, 2007, pp 213–222.
 
99     Sudjarwo SA, Eraiko K, Sudjarwo GW, Koerniasari. The Activity of Immunoglobulin Y Anti-Mycobacterium tuberculosis on Proliferation and Cytokine Expression of Rat Peripheral Blood Mononuclear Cells. Pharmacogn Res 2017; 9: S5–S8.
 
100   Guimarães MCC, Amaral LG, Rangel LBA, Silva IV, Matta CGF, Matta MF de R. Growth inhibition of Staphylococcus aureus by chicken egg yolk antibodies. Arch Immunol Ther Exp (Warsz) 2009; 57: 377–382.
 
101   Norouzi F, Behrouz B, Ranjbar M, Mousavi Gargari SL. Immunotherapy with IgY Antibodies toward Outer Membrane Protein F Protects Burned Mice against Pseudomonas aeruginosa Infection. J Immunol Res 2020; 2020: 7840631.
 
102   Sugita-Konishi Y, Shibata K, Yun SS, Hara-Kudo Y, Yamaguchi K, Kumagai S. Immune Functions of Immunoglobulin Y Isolated from Egg Yolk of Hens Immunized with Various Infectious Bacteria. Biosci Biotechnol Biochem 1996; 60: 886–888.
 
103   Esmailnejad A, Abdi-Hachesoo B, Hosseini Nasab E, Shakoori M. Production, purification, and evaluation of quail immunoglobulin Y against Salmonella typhimurium and Salmonella enteritidis. Mol Immunol 2019; 107: 79–83.
 
104   Marjorie Pizarro-Guajardo, Díaz-González F, Álvarez-Lobos M, Paredes-Sabja D. Characterization of Chicken IgY Specific to Clostridium difficile R20291 Spores and the Effect of Oral Administration in Mouse Models of Initiation and Recurrent Disease. Front Cell Infect Microbiol 2017; 7. doi:10.3389/fcimb.2017.00365.
 
105   Hong KS, Ki M-R, Ullah HMA, Lee E-J, Kim YD, Chung M-J et al. Preventive effect of anti-VacA egg yolk immunoglobulin (IgY) on Helicobacter pylori-infected mice. Vaccine 2018; 36: 371–380.
 
106   Malekshahi ZV, Gargari SLM, Rasooli I, Ebrahimizadeh W. Treatment of Helicobacter pylori infection in mice with oral administration of egg yolk-driven anti-UreC immunoglobulin. Microb Pathog 2011; 51: 366–372.
 
107   Pu M. Generation and Characterization of specific Chicken Egg Yolk Antibodies (IgY) against Microbial Bio-terroristic Agent (Vibrio cholerae). Res J Anim Vet Fish Sci 2014; 2: 2320–6535.
 
108   Uemura N, Okamoto S, Yamamoto S, Matsumura N, Yamaguchi S, Yamakido M et al. Helicobacter pylori infection and the development of gastric cancer. N Engl J Med 2001; 345: 784–789.
 
109   Gordon G, Morán G, Ayala L, Seqqat R, Fernández R, Torres M. Generation and Characterization of IgY antibodies from Lohmann Brown Hens Immunized with Salmonella spp. for their Subsequent Application in Nanotherapy. Biol Med 2016; 80. doi:10.4172/0974-8369.1000284.
 
110   Revathy J, Karthika S, Sentila R, Michael A. In vitro evaluation of the efficacy of chicken egg yolk antibodies (IgY) generated against Propionibacterium acnes. Int J Cosmet Sci 2014; 36: 68–73.
 
111   Shi H, Zhu J, Zou B, Shi L, Du L, Long Y et al. Effects of specific egg yolk immunoglobulin on pan-drug-resistant Acinetobacter baumannii. Biomed Pharmacother 2017; 95: 1734–1742.
 
112   Shahani L, Heredia EJ, Chemaly RF. Antiviral therapy for respiratory viral infections in immunocompromised patients. Expert Rev Anti Infect Ther 2017; 15: 401–415.
 
113   Dubé E, Laberge C, Guay M, Bramadat P, Roy R, Bettinger J. Vaccine hesitancy: an overview. Hum Vaccines Immunother 2013; 9: 1763–1773.
 
114   Dai Y-C, Zhang X-F, Tan M, Huang P, Lei W, Fang H et al. A Dual Chicken IgY Against Rotavirus and Norovirus. Antiviral Res 2013; 97: 293–300.
 
115   Zhang Y, Wei Y, Li Y, Wang X, Liu Y, Tian D et al. IgY antibodies against Ebola virus possess post-exposure protection and excellent thermostability. bioRxiv 2020. doi:10.1101/2020.05.21.108159.
 
116   Chen DCP.,  Inventor; Asia Hepato Gene Co., assignee: Compositions and Methods for Treating Hepatitis Virus Infection. World Intellectual Property Organization patent WO 2012016429. 2012 Feb 9.
 
117   Fink AL, Williams KL, Harris E, Alvine TD, Henderson T, Schiltz J et al. Dengue virus specific IgY provides protection following lethal dengue virus challenge and is neutralizing in the absence of inducing antibody dependent enhancement. PLoS Negl Trop Dis 2017; 11. doi:10.1371/journal.pntd.0005721.
 
118   O’Donnell KL, Fink A, Nilles ML, Bradley DS. Dengue NS1-specific IgY antibodies neutralizes dengue infection without inducing antibody dependent enhancement. J Immunol 2017; 198: 225.3-225.3.
 
119   O’Donnell KL, Meberg B, Schiltz J, Nilles ML, Bradley DS. Zika Virus-Specific IgY Results Are Therapeutic Following a Lethal Zika Virus Challenge without Inducing Antibody-Dependent Enhancement. Viruses 2019; 11. doi:10.3390/v11030301.
 
120   Wang X, Song L, Tan W, Zhao W. Clinical efficacy of oral immunoglobulin Y in infant rotavirus enteritis. Medicine (Baltimore) 2019; 98. doi:10.1097/MD.0000000000016100.
 
121   Yang Y, Wen J, Zhao S, Zhang K, Zhou Y. Prophylaxis and therapy of pandemic H1N1 virus infection using egg yolk antibody. J Virol Methods 2014; 206: 19–26.
 
122   Wallach MG, Webby RJ, Islam F, Walkden-Brown S, Emmoth E, Feinstein R et al. Cross-Protection of Chicken Immunoglobulin Y Antibodies against H5N1 and H1N1 Viruses Passively Administered in Mice▿. Clin Vaccine Immunol CVI 2011; 18: 1083–1090.
 
123   Wen J, Zhao S, He D, Yang Y, Li Y, Zhu S. Preparation and characterization of egg yolk immunoglobulin Y specific to influenza B virus. Antiviral Res 2012; 93: 154–159.
 
124   Brocato R, Josleyn M, Ballantyne J, Vial P, Hooper JW. DNA Vaccine-Generated Duck Polyclonal Antibodies as a Postexposure Prophylactic to Prevent Hantavirus Pulmonary Syndrome (HPS). PLoS ONE 2012; 7. doi:10.1371/journal.pone.0035996.
 
125   Haese N, Brocato RL, Henderson T, Nilles ML, Kwilas SA, Josleyn MD et al. Antiviral Biologic Produced in DNA Vaccine/Goose Platform Protects Hamsters Against Hantavirus Pulmonary Syndrome When Administered Post-exposure. PLoS Negl Trop Dis 2015; 9. doi:10.1371/journal.pntd.0003803.
 
126   Zhu N, Zhang D, Wang W, Li X, Yang B, Song J et al. A Novel Coronavirus from Patients with Pneumonia in China, 2019. N Engl J Med 2020; 382: 727–733.
 
127   Forni G, Mantovani A. COVID-19 vaccines: where we stand and challenges ahead. Cell Death Differ 2021; : 1–14.
 
128   Du L, He Y, Zhou Y, Liu S, Zheng B-J, Jiang S. The spike protein of SARS-CoV--a target for vaccine and therapeutic development. Nat Rev Microbiol 2009; 7: 226–236.
 
129   Sternberg A, Naujokat C. Structural features of coronavirus SARS-CoV-2 spike protein: Targets for vaccination. Life Sci 2020; 257: 118056.
 
130   Lu Y, Wang Y, Zhang Z, Huang J, Yao M, Huang G et al. Generation of Chicken IgY against SARS-COV-2 Spike Protein and Epitope Mapping. J Immunol Res 2020. doi:10.1155/2020/9465398.
 
131   Somasundaram R, Choraria A, Antonysamy M. An approach towards development of monoclonal IgY antibodies against SARS CoV-2 spike protein (S) using phage display method: A review. Int Immunopharmacol 2020. doi: 85: 106654.
 
132   IgY Antibody Against Covid-19. Protheragen Inc. [Internet]. 2020. Available from: https://www.protheragen.com/pdf-down/igy-antibody-against-covid-19/
 
133   ClinicalTrials.gov [Internet]. Stanford University. 2020 Sep 28. Identifier NCT04567810, A Phase 1 Study in Healthy Participants to Evaluate the Safety, Tolerability, and Pharmacokinetics of Single -Ascending and Multiple Doses of an Anti-Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2 (SARS-CoV-2) Chicken Egg Antibody (IgY)(cited 2 Dec2020). Available from:https://clinicaltrials.gov/ct2/show/study/NCT04567810
 
134   ClinicalTrials.gov [Internet]. University of Colorado, Denver. 2017 Jan 4. Identifier NCT02385773, A Double Blind, Randomized, Placebo-Controlled Trial to Assess the Impact of the Nutritional Product PTM202 on Acute and Long-Term Recovery From Childhood Diarrheal Disease (cited 16 Dec2020). Available from:https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT02385773
 
135   ClinicalTrials.gov [Internet]. ImmuniMed Inc. 2019 Oct 8. Identifier NCT04121169, Clinical Effectiveness of Egg-derived Polyclonal Antibodies (IM-01) for the Treatment of Mild-moderate Clostridium Difficile Infection (CDI) (cited 16 Dec2020). Available from: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04121169
 
136   ClinicalTrials.gov [Internet]. Immunology Research Institute in Gifu. 2016 Mar 7. Identifier NCT02705885, Evaluation of IgY Antibody Effectiveness in Supportive Therapy of Periodontitis Patients (cited 13 May2021). Available from: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT02705885
 
137   ClinicalTrials.gov [Internet]. Chen X.. 2015 Jan 13. Identifier NCT02341352, Study on Children’s Dental Caries Prevention and Mechanism (cited 16 Dec2020). Available from: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT02341352
 
138 ClinicalTrials.gov [Internet]. Immunology Research Institute in Gifu. 2016 Aug 29. Identifier NCT02721355, Evaluation of a Health Food Supplement Containing Anti-Helicobacter Pylori Urease IgY Antibody on Patients With Chronic Gastritis in Hanoi, Vietnam (cited 16 Dec2020). Available from:https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT02721355
 
139   ClinicalTrials.gov [Internet]. Institute of Gastroenterology and Hepatology, Vietnam. 2020 Jul 27. Identifier NCT04025983, Effectiveness of GastimunHp Plus in Supporting the Treatment of Peptic Ulcer Disease With Helicobacter Pylori Infection (cited 16 Dec2020). Available from: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04025983
 
140   ClinicalTrials.gov [Internet]. Immunsystem AB. 2016 Aug 31. Identifier NCT00633191, Post Marketing Study of Anti-pseudomonas IgY in Prevention of Recurrence of Pseudomonas Aeruginosa Infections Infections in Cystic Fibrosis (CF) Patients  (cited 2 Dec2020). Available from: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/study/NCT00633191
 
141   ClinicalTrials.gov [Internet]. Mukoviszidose Institut gGmbH. 2017 Jul 3. Identifier NCT01455675, Phase III Study to Evaluate Clinical Efficacy and Safety of Avian Polyclonal Anti-Pseudomonas Antibodies (IgY) in Prevention of Recurrence of Pseudomonas Aeruginosa Infection in Cystic Fibrosis Patients (cited 2 Dec2020). Available from: https://clinicaltrials.gov/ct2/show/study/NCT01455675
 
142   ClinicalTrials.gov [Internet]. Uppsala University. 2011 Jul 4. Identifier EUCTR2009-011446-26-SE, Chicken antibodies (IgY) for the eradication of ESBL-Klebsiella pneumoniae and E coli in carriers (cited 18 Dec2020). Available from: https://www.cochranelibrary.com/central/doi/10.1002/central/CN-01802509/full?highlightAbstract=igy%7Cigi
 
143   Leiva CL, Gallardo MJ, Casanova N, Terzolo H, Chacana P. Data for: IgY-technology (egg yolk antibodies) in human medicine: a review of patents and clinical trials. 2020; 2. doi:10.17632/9ryvhgm3d2.2.
 
144   Nordgren R, Dias Figueiredo M., Inventors; Merial, Inc., assignee:Compositions Containing Antimicrobial Igy Antibodies, for Treatment and Prevention of Disorders and Diseases Caused by Oral Health Compromising (ohc) Microorganisms. World Intellectual Property Organization patent WO 2016191389. 2016 Dec 1.
 
145   Dai Y-C, Jiang X., Inventors;  Children's Hospital Medical Center Dai, assignee: Igy from Norovirus P Particles and Their Derivatives. World Intellectual Property Organization patent WO 2014011853. 2014 Jan 16.
 
146   Pradip K M., Inventor; Immunimed Inc., assignee: Polyclonal antibodies against Clostridium difficile and uses thereof. United States patent US 154008029. 2015 Dec 24.
 
147   Wei S, Yiqiang A, Qing G., Inventors; Xuzhou Biotechnology Co., Ltd., assignee: Preparation method of egg yolk antibody containing helicobacter pylori resisting IgY and application. Chinese patent CN 198343666. 2017 May 10.
 
148   Levin M, Vani E., Inventors; Karunya Institute Of Technology And Sciences, assignee: Chicken antibody generation against microbial pathogen bacillus cereus from human nail. Indian patent IN 283165535. 2019 Nov 28.
 
149   Zhong Q, Wang B, Pu J, Fang X, Liao Z., Inventors; South China Agricultural University, assignee: Anti-vibrio parahaemolyticus chicken yolk antibody, preparation method and application thereof. Chinese patent CN 83537470. 2012 Jun 27.
 
150   Hui Z, Bai Z, Bao H, Ming H., Inventors; Jilin Modern Traditional Chinese Medicine Engineering Research Center Co., Ltd, assignee: Toothpaste capable of quickly relieving pain, diminishing inflammation, inhibiting bacteria, preventing dental caries and freshening breath. Chinese patent CN 145093694. 2015 Jul 1.
 
151   Jianfen C., Inventor; Shanghai Maxam Daily Chemical Co.,Ltd., assignee: Gingivitis and gingivitis ozostomia preventing mouthwash prepared by anti-porphyromonas gingivalis and IgY antibody with fusobacterium nucleatum specificity. Chinese patent CN 85796831. 2014 May 2014.
 
152   Aiguo B, Tongsen L, Cheng L., Inventors; Hangzhou Yasheng Biotechnology co., Ltd., assignee: Preparation method of composite IgY against periodontal disease pathogenic bacteria. Chinese patent CN 124076022. 2015 Oct 29.
 
153   Xiong Y., Inventor; Guangzhou Annel Biotechnology Co., Ltd. , Ltd, assignee: New anti-human papilloma virus (HPV) and endometritis preparation. Chinese patent CN 123483343. 2014 Sep 24.
 
154   Bao S, Yang R, Wang C, Cao T, Gong Q., Inventors; Shenzhen Yachen Intelligent Biological Engineering Co. , assignee: Broad spectrum anti-HPV-L1 and E6/E7-IgY, small molecule antibody and application thereof. Chinese patent CN 250122865. 2019 Jul 26.
 
155   Terzolo H. Aplicaciones de tecnología de las inmunoglobulinas de yema de huevo (IgY) de gallina. ResearchGate 2010; : 173–183.
 
156   Li X, Wang L, Zhen Y, Li S, Xu Y. Chicken egg yolk antibodies (IgY) as non-antibiotic production enhancers for use in swine production: a review. J Anim Sci Biotechnol 2015; 6: 40.
 
157   Kovacs-Nolan J, Mine Y. Egg Yolk Antibodies for Passive Immunity. Annu Rev Food Sci Technol 2012; 3: 163–182.
 
158   GastroMate. PRN Pharmacal. [Internet]. 2021. Available from: https://www.prnpharmacal.com/products/critical-care/gastromate/
 
159 Bioinnovo IgY DNT Terneros. Vetanco[Internet]. 2017. Available from: https://www.vetanco.com/es/produto/bioinnovo-igy-dnt/
 
160   Products & Services as Pet Food. Trouw Nutrition [Internet]. Available from: 2020.https://www.trouwnutritionusa.com/en/products/
 
161   Horie K, Horie N, Abdou AM, Yang J-O, Yun S-S, Chun H-N et al. Suppressive effect of functional drinking yogurt containing specific egg yolk immunoglobulin on Helicobacter pylori in humans. J Dairy Sci 2004; 87: 4073–4079.
 
162   About i26. I26--Health. Arkion Life Sciences [Internet]. 2016. Available from: https://www.i26forhealth.com/i26-companion
 
163   Health Food Products.EW Nutrition [Internet]. 2020. Available from: https://ew-nutrition.com/healthfood/health-food-products/
 
164   Dan Biotech [Internet]. 2016. Available from: http://www.danbio.com/en/sub.php?menucode=0401
 
165   Ovopron ®. Pharma Foods International Co., Ltd. [Internet]. 2019. Available from: https://www.pharmafoods.co.jp/en/products/ovopron
 
166   Muno-IgYTM .IGY Life Sciences [Internet]. 2021. Available from: https://www.ulprospector.com/es/na/Food/Detail/18617/524018/Muno-IgY
 
167  Ovalgen Products. EW Nutrition [Internet]. 2020. Available from: https://ew-nutrition.com/healthfood/health-food-products/ovalgen/
 
168   Ulcer-Lock Product. Dan Biotech [Internet]. 2016. Available from: http://www.danbio.com/en/sub.php?menucode=0402&category=0201&idx=17
 
169   Gasto-Lock Product. Dan Biotech [Internet]. 2016. Available from: http://www.danbio.com/en/sub.php?menucode=0402&category=0201&idx=20
 
170   AtoIB (Cosmetic effective for atopic dermatitis). Dan Biotech [Internet]. 2016. Available from: http://www.danbio.com/en/sub.php?menucode=0402&category=0201&idx=19
 
171   Jensenius JC, Andersen I, Hau J, Crone M, Koch C. Eggs: conveniently packaged antibodies. Methods for purification of yolk IgG. J Immunol Methods 1981; 46: 63–68.
 
172   Harley C, Vieira-Pires RS. Antibody fragment technology and avian IgY antibodies: a powerful combination. 2016; 3: 62–66.
 
173   Brady D, Gaines S, Fenelon L, Mcpartlin J, O’Farrelly C. A Lipoprotein-derived Antimicrobial Factor from Hen-egg Yolk is Active Against Streptococcus Species. J Food Sci 2002; 67: 3096–3103.
 
174   Zhang H, Mine Y. CHAPTER 11:Antiviral Properties of Egg Components. In: Eggs as Functional Foods and Nutraceuticals for Human Health. Royal Society of Chemistry: Reino Unido, 2019, pp 198–210.
 
 
Recibido: 23 Febrero 2021
 
Aceptado: 15 Junio 2021
 
 
Nathaly, Cruz, Tipantiza 1 and Marbel, Torres, Arias 1,2
 
1 Departamento de Ciencias de la Vida y la Agricultura, Carrera de Ingeniería en Biotecnología, Universidad de las Fuerzas Armadas ESPE.
 
2 Laboratorio de Inmunología y Virología, CENCINAT, GISAH, Universidad de las Fuerzas Armadas, ESPE.
 
Av. General Rumiñahui S/N y Ambato, PO BOX 171-5-231B, Sangolquí, Pichincha, Ecuador.
 
Corresponding author: mmtorres@espe.edu.ec     
 
Back to content